lunes, 26 de septiembre de 2011

Fin de libro


En la última página de su libreta se dio cuenta de que siempre se había dejado lo más importante. Ella aún no tenía nombre. Él estaba camuflado en terceras personas. Había cubierto cada esquina con recuerdos y después los había tergiversado. En ningún momento contó la verdad de su historia. Se sentía de nuevo solo. Habría podido explicarse, habría podido ser diferente o hacerse más fuerte. Habría podido evitar destruírse. Se daba cuenta entonces, con una sonrisa en la boca que decía ''lo sabía'', pero en su libreta ya no queda sitio para escribir nada más.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Top