lunes, 6 de febrero de 2012

(Media luz)


El encaje de sombras,
entre ocho patas de una araña,
teje puentes, exhaustos,
que caen con la luz
en la deriva.

Camina por el teclado,
en el espejo de las sombras
que tejen con sus extremidades
blanquecinas.

Visita en el tungsteno
los ojos
que siempre quiso tener.

(Exhala otras visiones
que mastica en su rincón.)

Y mañana será tarde
para ser incandescente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Top